Glorioso Evangelio cambio mi vida

Mi madre, no era creyente ni condescendiente con los cristianos. Pero oyó hablar de las curaciones en la iglesia. Se acercó a los líderes de la iglesia y ellos acordaron orar por mí. Fue en ese instante que Dios comenzó a todo en nuestras vidas. Mis dolores de cabeza fueron censando. Me convertí en una de las mejores estudiantes de matemática en la escuela. Más que agradecida, mi madre visitó a los líderes de la iglesia y bendijo el nombre de Dios, quien había sanado mi vida. Ser sanada me ayudo a ver el lado glorioso del Evangelio, quise conocer más de este Dios Todopoderoso. “Por favor, sigan permitiéndome ir a la iglesia”, le dije a mi madre, ella no se interpuso.  

Aunque mi población en Tanzania es mayormente musulmana y practicante de brujería.

No pude resistirme a su amor. Entregué mi vida a Cristo

Al asistir a la iglesia me dieron un regalo especial con libros cristianos y útiles escolares. Fui corriendo a casa, se lo mostré a mi madre y ella me dijo que mi regalo era una bendición para toda la familia. Era hermoso, jamás me sentí tan feliz. Me inscribí a las clases de The Greatest Journey para llegar a casa y contar a mi familia todo lo que había aprendido. Les hablé del amor de Dios, del amor al prójimo. Les conté cómo Dios creó todas las cosas, incluso a mí, y que Dios ama a todas las personas que creó.

Noticia Relacionada

La manera de EVANGELIZAR

La mejor manera de evangelizar es con una vida correcta y con el ejemplo aunque pueda ser ....

IGLESIA PERSEGUIDA

Millones de cristianos enfrentan discriminación, falta de libertades e incluso violencia ....